Los detectives privados, en la actualidad, investigan cada vez más casos de absentismo laboral de trabajadores en empresas. De hecho, crece cada vez más el número de compañías, sobre todo de pequeñas y medianas empresas, que acuden a un investigador privado ante la sospecha de, entre otras cosas, una ausencia o baja fraudulenta por parte de un trabajador.

Tanto es el impacto negativo que el absentismo laboral fraudulento causa en la empresa, sobre todo en su economía, que los empresarios no tienen más remedio que acudir a los servicios de un detective privado, profesional que se encarga de demostrar si la ausencia de un trabajador en concreto procede como justificada o no.

Cada ausencia fraudulenta tiene detrás una historia: cansancio del trabajador respecto a la empresa; un permiso de descanso no concedido y tomado a la fuerza; una forma de presionar a la compañía para conseguir algo; estirar al máximo un puente o un periodo de vacaciones, … Cada trabajador utiliza su propia historia, hasta el punto que en 2017 aumentó un 5% el absentismo laboral, justificado o no, según cifras de AMAT.

Investigadores privados pueden controlar el absentismo laboral

Pero ¿cómo pueden ayudar los servicios de un detective privado a la hora de controlar el absentismo laboral de un trabajador? En primer lugar, el empresario o emprendedor debe ser totalmente consciente del perjuicio que puede acarrear para su empresa o negocio seguir sosteniendo a una persona que se ausenta sin un motivo justificado para ello, es decir, haciendo un uso fraudulento de un derecho.

Hay que apuntar que estos servicios aumentan cuando la situación económica generalizada es positiva, disminuyéndose este tipo de ausencias en periodos de crisis.

En este sentido, debe conocer que dicha investigación es totalmente legal ya que los detectives privados están cualificados y formados para, entre otras cosas, dar una visión completamente objetiva de las circunstancias. De hecho, existen leyendas urbanas que apuntan a que pude suponer una forma ilegal o de presión, pero está totalmente alejada de la realidad.

Una vez que se han decidido a contar con los servicios de un detective, el investigador privado pasa a recopilar pruebas que demuestren que la baja es totalmente fingida y que no existe justificación para ello. Se investigan, por ejemplo, redes sociales o se frecuentan lugares en los que se pueda sospechar de su presencia, como gimnasios e inclusos sitios de ocio.

En definitiva, recopilar todos los datos posibles, incluidos fotografías, videos y testimonio que demuestren que la vida que lleva durante su ausencia en la empresa no concuerdan con los motivos de la dolencia o enfermedad por la que solicita la misma.

Por ello, si sospecha de que esto puede estar ocurriendo en su empresa, no dude en ponerse en contacto con Gecko Detectives, firma que dispone de profesionales altamente cualificados para trabajar en la búsqueda de pruebas.

Contacto

Plaza de la Merced, 5
29012, Málaga

+34 692 439 283

info@geckodetectives.com